23.2 C
Monzón

El SoNna Huesca amplia su programación en agosto  y “descubre” enclaves sorprendentes

Fecha:

La caravana del Festival Sonidos en la Naturaleza, que organiza la Diputación Provincial de Huesca, recorrerá este fin de semana los Llanos de Planduviar (Broto), la carrasca de Larredán (El Pueyo de Santa Cruz) y el Barranco de Gabasa (Peralta de Calasanz), tres enclaves espectaculares de las comarcas de Sobrarbe, Cinca Medio y Litera. El senegalés Momi Maiga abrirá el viernes el fin de semana del SoNna Huesca; el sábado, el certamen ofrece un programa doble que incluye a Civi-civiac y la salmantina Sheila Blanco, y el domingo cierra la primera entrega de agosto el vasco Amorante.

El SoNna Huesca ofrece en agosto el grueso de su extenso programa, con hasta 13 espectáculos programados para los fines de semana, que a partir de ahora incluirán también los viernes. Pero en este primer ciclo, no serán tres, sino cuatro las citas del  festival itinerante altoaragonés, pues la propuesta del sábado para El Pueyo de Santa Cruz se desdobla en dos: una visita a la factoría de Civi Civiac y el espectáculo El profesor Coperini (17:30 h.), y un recital de la pianista salmantina Sheila Blanco en la carrasca de Larredán (20:00 h.), uno de los lugares más sorprendentes de los que descubre el festival en su cuarta edición.

Los Llanos de Planduviar, en Broto, sin embargo, han sido ya testigos de varios conciertos del SoNna Huesca en sus distintas ediciones y el público del festival los conoce bien. El próximo viernes, ese oasis de tasca en la forestal ribera del Ara acogerá el recital (19:30 h.) del senegalés Momi Maiga, que presentará su trabajo Nio, acompañado del percusionista catalán Aleix Tobias Sabater, el violonchelista Marçal Ayats y el violinista mexicano Carlos Monfort, tres de los músicos más talentosos residentes en Cataluña. Nio significa alma en mandinka, la lengua natal del joven músico, cantante y compositor senegalés Momi Maiga. La kora, que toca desde los 6 años, y la voz son su vehículo para transmitirnos reflexiones sobre los valores humanos, como su familia ha hecho de generación en generación durante siglos. Procedente de la reconocida familia de músicos Cissokho, su herencia artística le vincula con la tradición Mandé y su propio repertorio. Sus compañeros de escenario en Broto ayudarán además a que el espectáculo sea un diálogo dinámico y constante entre culturas. Casamance, México y Cataluña se fundirán en un mar de sonidos y ritmos transcontinentales.

Doble programa en El Pueyo de Santa Cruz

El sábado, el SoNna Huesca ofrece programa doble en El Pueyo de Santa Cruz, y primero rendirá visita a la sede fundacional y actual de la compañía Civi Civiac, del altoaragonés Ismael Civiac, mago, payaso y constructor artesano, entre otras facetas. Ismael Civiac, con más de 25 años de exitosa carrera, mostrará al público a partir de las 17:30 h. los secretos de su factoría de creación de artefactos, parodias y magia, para posteriormente ofrecer a un público selecto (solo 50 espectadores) su espectáculo El profesor Coperini.

Apenas a dos kilómetros de Pueyo de Santa Cruz, en el Cerro Larredán, y a la sombra de su encina centenaria, la Carrasca de Larredán, la pianista Sheila Blanco ofrecerá un a partir de las 20:00 h. su concierto Cantando a las poetas del 27, en el que pondrá música a algunas de las mujeres (Josefina Romo, Elisabeth Mulder, Margarita Ferrerras, Dolores Catarineu, Carmen Conde, Ernestina de Champourcin, Rosalía de Castro…) que compartieron espacio histórico y literario con poetas como García Lorca, Alberti o Cernuda, pero cuyas palabras han sido mucho menos escuchadas. Canciones compuestas por ella misma y con una música conmovedora que recorren una selección de poemas sobre el amor, el exilio o la libertad anhelada. Sheila Blanco compagina actualmente su proyecto Cantando a las poetas del 27 con su trío de jazz Puro Gershwin. También colabora con La Voz Kids y en los programas La Ventana y Sofá sonoro de la SER.

Amorante en el barranco de Gabasa

El domingo el festival viaja a un enclave que será todo un descubrimiento para la mayoría del público, incluido el altoaragonés. Si la carrasca de Larredán, con sus 5,20 metros de tronco múltiple sorprenderá el sábado, el barranco de Gabasa es un pequeño prodigio de la naturaleza que todavía lo hará más. Al este de la localidad se ha habilitado y acondicionado un tramo de 800 metros del barranco como sendero de corto recorrido. Es un enclave húmedo donde se puede ver un bosque galería en el que chopos, nogales, litoneros, avellanos, sauces y otras especies forman un espacio único en todo el sur de la provincia de Huesca. El micro hábitat existente favorece la presencia de un elevado número de especies botánicas de gran interés. Próximo se encuentra el clot de Ull, una surgencia de agua que queda retenida por una pequeña represa, formando un cristalino estanque.

Allí encontrará el domingo (12:00 h.) el eco perfecto la música de Amorante, el proyecto personal de Iban Urizar (Elgoibar, 1975), etnomusicólogo y multiinstrumentista vasco. Aventurado e iconoclasta, amante de la improvisación, crea una serie de composiciones que son un verdadero periplo por la música ancestral y de vanguardia. Acompañado por su inseparable trompeta, pero también con sus pedales de mezcla, su armónium indio y un pequeño sintetizador, su música es una especie de viaje donde la versatilidad y la experimentación son imprescindibles. Despojado de todo prejuicio, elabora mezclas entregadas a la sonoridad de sus instrumentos y su euskera.

Las entradas-invitaciones se pueden adquirir en: dphuesca.es/sonna-invitaciones

Última hora

spot_img
spot_img
spot_img