12.7 C
Monzón

El Festival Barbitania cierra su segunda edición con una asistencia de más de 1.100 personas

Fecha:

Barbastro pone el colofón a la segunda edición del Festival Barbitania, que acompaña al Certamen Literario de Barbastro, después de cuatro jornadas de intensa programación en las que la lectura, la literatura y los lectores han sido los protagonistas.

Del 14 al 17 de diciembre, Barbitania ha congregado a 49 escritores y escritoras, entre los cuales han participado Ignacio Martínez de Pisón, Elvira Navarro, Benjamín Prado, Pilar Bonet, Sergio del Molino, Daniel Innerarity, Berna González Harbour, Antonio Soler, Marwán, Ana Alcolea, Manuel Vilas, Celia Carrasco, Antonio Lucas, Michelle Rocheo Inés Plana, entre otros, en un total de 18 actividades, con una programación pensada para todos los públicos: conversaciones, conciertos, recitales de poesía, música, talleres, sesiones de narrativa oral, firmas de libros. Además, bajo la propuesta del festival, se está creando una Biblioteca con recomendaciones literarias de los propios autores y autoras, a partir de la temática de cada mesa.

Más de 1.100 personas se han dado cita en los principales espacios donde se ha desarrollado el Festival: el Centro de Congresos de Barbastro, el Salón de Actos de la UNED, así como en otros equipamientos como el Museo Diocesano, la Biblioteca Municipal de Barbastro, el Salón de plenos del Ayuntamiento y, especialmente destacable, las librerías de Barbastro: Castillón, Ibor y Moisés, que dinamizan con libros y autores las calles de la ciudad.

Ha habido un incremento de asistencia que representa un salto cuantitativo con respecto a la edición anterior. Ha asistido público procedente de diferentes puntos de España, como Mallorca, Lérida, Madrid, Teruel, Barcelona, entre otros. La asistencia de público de fuera de la ciudad representa un impacto cuantitativo y cualitativo para los comercios, las librerías y la restauración.

Pilar Abad, concejala de cultura del Ayuntamiento de Barbastro, ha querido destacar que “la valoración es muy positiva para el Ayuntamiento, y un orgullo para la ciudad. Por aquí han pasado los mejores escritores, poetas, y periodistas. Barbastro se ha visto inmersa en una vorágine cultural y literaria, y hacía mucho tiempo que no se congregaba a tanta gente. También ha habido mucho público de Barbastro, lo cual nos gratifica y es un poso para el futuro. También han acudido niños, y eso es muy importante, pues al cabo de unos años se podrá ver que han estado inmersos en un entorno cultural, como le sucedió y así explicó Manuel Vilas.”

Con respecto a los Premios Literarios, la concejala ha añadido que “los premios, con más de 50 años de antigüedad y los más importantes de Aragón, han visto amplificada su difusión nacional gracias a esta segunda edición del Festival Barbitania, ambos se retroalimentan y eso nos ayudará a elevar a un nivel todavía más alto los premios literarios”.

Una vez clausurada esta segunda edición del Festival Barbitania, el acalde de Barbastro, Fernando Torres, ha comentado que “se puede calificar de éxito extraordinario. Las fechas no eran la habituales, y a pesar de ello, la respuesta del público a la presencia de la imponente nómina de escritores convocados supone un chute de energía para preparar ya la siguiente edición de este festival, que engrandece a Barbastro y nos sitúa en el centro cultural de la cultura y la literatura, no solo en Aragón, sino en España.”

Conversaciones de miedo y novela negra

Finaliza así esta edición en la que todavía se han celebrado dos conversaciones literarias. El día ha comenzado hablando del miedo en la literatura: ‘Leer el monstruo’ es el título de esta conversación moderada por Antón Castro, con la participación de Elvira Navarro, Michelle Roche y Antonio Soler. Sobre la mesa se han puesto aquellas cuestiones que causan terror en el lector y lo que inspira a los autores. Michelle Roche ha explicado su actual trabajo relacionado con la figura del endemoniado, y ha reconocido estar obsesionada con Mary Shelley, que “fue para mi una auténtica revolución”. Elvira Navarro ha expuesto que desde muy joven empezó a leer a Edgar Allan Poe, y esto unido a las películas de terror le hacía sentir una relación morbosa con el miedo. Algo que después “he reproducido en cuentos y novelas”. Los miedos de Antonio Soler están presentes a nuestro alrededor: “Mis miedos vienen de la propia realidad, no saco los monstruos de ultratumba, creo que la realidad que nos rodea es lo suficientemente compleja como para dar cuerpo a nuestros miedos”.

Las conversaciones literarias han finalizado hablando de novela negra, un género que se ha convertido en un gran símbolo primigenio del funcionamiento de la realidad social. Con la participación de Berna González Harbour, Inés Plana y Benjamín Prado en conversación con Sergio del Molino. Berna e Inés han reconocido que el muerto en las obras de novela negra es lo de menos, es solo una excusa que “nos sirve para desarrollar toda la trama de la novela”. Y también es el gancho para poder hablar de las condiciones humanas y la razón para poder realizar denuncia social, algo inherente a la novela negra. Benjamín Prado ha hecho hincapié en que “lo molesto no es matar, si no cómo se hace, creo que no son necesarias las escenas de casquería”. En definitiva, lo importante es el reflejo de realidad social, de hampa, de bajos fondos humanos. Y de eso hay mucha realidad, no hay más que leer un periódico para ver cuánto de real hay en todo esto, ha determinado.

Con la III edición de Barbitania en mente

La ciudad de Barbastro se pone en el mapa literario del panorama nacional con un festival que se ha creado en torno a unos premios literarios que tienen más de cincuenta años de existencia, y que consolida a Barbastro como Ciudad comprometida con la literatura y la lectura, y como ciudad prescriptora. El éxito de esta segunda edición confirma la continuidad del festival y ya, en el acto de clausura, se ha empezado a pensar en la tercera edición de Barbitania.

Última hora

spot_img
spot_img
spot_img