33.5 C
Monzón

El Callizo de Aínsa y Severino Pallaruelo: Premios Cruz de Sobrarbe 2024

Fecha:

Aínsa ha vuelto a reconocer, por décimo año consecutivo, a personas, instituciones y empresas que llevan por bandera en el desarrollo de sus actividades la promoción, la identidad y el orgullo del territorio sobrarbense. El restaurante El Callizo, Estrella Michelín ubicado en la Plaza Mayor de la localidad altoaragonesa, y el prolífico escritor de Puyarruego, Severino Pallaruelo, han recibido los galardones de la Cruz de Sobrarbe en un solemne acto que ha concluido con la entrega del reconocimiento a título póstumo al profesor aragonés Ánchel Conte.  El acontecimiento tenía lugar en el marco de la celebración de la Ferieta de Aínsa y lograba nuevamente completar el aforo disponible en la Iglesia de Santa María. Allí se vivían instantes de especial emoción recordando la gran labor que Ánchel Conte llevó a cabo en el pueblo y en la comarca durante los años en que estuvo destinado como docente en el Instituto de Aínsa. “Aínsa y Sobrarbe siempre estuvieron presentes en la vida de Ánchel”, aseguraba su pareja Ignacio Barroso, quien explicaba que en aquella época enseñar a pensar y a ser libres, siendo además comunista y homosexual, fueron circunstancias que le pasaron factura. Por su parte el alcalde, Enrique Pueyo, ensalzaba la figura del maestro por el legado material y emocional que dejó en el territorio, “un rebelde que se lanzó con pasión al vacío de la vida, tal y como ha quedado reflejado en su trabajo y en su obra”. El premio lo entregaba, junto al alcalde, Begoña Nasarre, diputada del Congreso y alcaldesa de Alcolea de Cinca, de donde era natural Conte.

Previamente, los responsables del Restaurante El Callizo habían recogido de manos de la Consejera de Presidencia, Interior y Cultura del Gobierno de Aragón Tomasa Hernández, el premio de la Cruz de Sobrarbe. Sus valedores pusieron en marcha el negocio en el año 1998 y desde entonces han llevado Aínsa y Sobrarbe a todos aquellos lugares donde han sido reconocidos. “Soñábamos con poner Aínsa en el mapa nacional de los restaurantes con Estrella Michelín y lograrlo ha sido un hito del que nos sentimos muy orgullosos”, manifestaban durante el discurso sus responsables, las hermanas Eva y Pilar Sierra y los chefs Josetxo Souto y Ramón Aso. “Es un honor cosechar un premio en nuestra propia tierra. Ahora, debemos continuar volcando esfuerzos en poner en valor ese patrimonio de semillas que han recuperado desde la Asociación Arto-Un Paso Atrás. Debemos volver a plantarlas para recuperar los paisajes de nuestros padres y apostar por la economía ecocircular”.

También volvieron a escucharse los aplausos cuando el escritor Severino Pallaruelo recogió su reconocimiento, entregado por Elisa Sancho, Vicepresidenta de la Mesa de las Cortes de Aragón, y Celsa Rufas, Vicepresidenta de la Diputación Provincial de Huesca. Natural de Puyarruego, Pallaruelo tiene una extensa colección de publicaciones que reflejan la vida y la evolución de Sobrarbe y el Alto Aragón en las últimas décadas. A partir de los dieciocho años empezó a tomar conciencia del éxodo que se estaba viviendo en Sobrarbe “unido a la explotación de nuestros recursos naturales. Nadie nos había hablado de ello, pensamos que lo habíamos descubierto nosotros”, comentaba en sus palabras de agradecimiento. Y entonces se lanzó a escribir, investigando y documentando las vivencias de un territorio que agonizaba. “Me he pasado la vida evocando el pasado y es hora de decir basta para sentirnos libres. Hay muchas otras formas de vivir, de encontrar lo que más felicidad nos dé. Viva el cambio, viva el Sobrarbe nuevo”.

La entrega de estos premios se producía ante la presencia de numerosas autoridades y representantes sociales a nivel local y regional. Ejemplo de ello el presidente comarcal José Manuel Bielsa, alcaldes sobrarbenses y diputados provinciales y de las Cortes de Aragón, la diputada del congreso Ana Alós y el subdelegado del Gobierno en Huesca Carlos Campo.

La Feria de la Trufa abre al público una Ferieta llena de actividad

Durante la mañana del sábado, la Feria de la Trufa y la muestra de ganado en el Patio del Castillo acapararon buena parte del protagonismo en un evento que este año ha distribuido su programación en cuatro días. Tras la proyección del documental “Ganado o desierto” el jueves, y la charla sobre la PAC con el Director General Carlos Calvo durante el viernes, llegó el momento de abrir puestos, hacer degustaciones y conocer nuevas iniciativas agroganaderas.

Zacarías Fievet presentó la exposición fotográfica ‘Tras los ojos del pastor’ y el proyecto ‘Pastores de Emergencia’, una novedad que busca cubrir las explotaciones ganaderas ante diversas circunstancias, y la veterinaria y coordinadora en Aragón de Justicia Alimentaria Lucía López Marco presentó su libro ‘Haciendo Mallata’. Se trata de una recopilación de artículos e historias escritas durante años de investigación en el medio rural. Asimismo, hubo tiempo de hablar de venta directa y canales cortos de comercialización con el ingeniero Santiago Martínez y el coordinador de proyectos ‘Mincha d’aquí’ Juan Laborda. Para finalizar la mañana, ganaderos sobrarbenses entraron en contacto directo con los consumidores ofreciendo un coloquio-degustación de carnes sostenibles de ternera y cordero.

Por otro lado, y después de la entrega de premios de la Cruz de Sobrarbe, se desarrolló una charla con perspectiva puramente femenina sobre el sector primario en la comarca. Las responsables de las marcas Siricueta, Vulcanima y La Marmita intercambiaron opiniones y experiencias de sus recientes incorporaciones al ámbito agroganadero exponiendo dificultades y retos, al mismo tiempo que transmitían la ilusión de asentarse en Sobrarbe abriéndose camino en un ámbito a priori complicado.

El domingo desde la diez de la mañana será el turno de la esperada Ferieta con más de un centenar de expositores repartidos por la Villa Medieval. Se celebrará el I Concurso Popular ‘Mejor ejemplar de ganado’ de vacuno, ovino y caprino y habrá degustación de guiso de ternera Roya Pirenaica. Todo ello en un ambiente que se espera exitoso, marcado por la favorable climatología en la cita más ancestral de cuantas se celebran en el pueblo de Aínsa.

Última hora

spot_img
spot_img
spot_img