23.2 C
Monzón

El municipio de Aínsa-Sobrarbe acomete mejoras urgentes en el abastecimiento de agua

Fecha:

La sequía y el extenso territorio que abarca el municipio de Aínsa-Sobrarbe han derivado en la urgencia de acometer diversas tareas de mejora en la red de abastecimiento de agua de los pueblos, hasta veintiséis, que dependen del ayuntamiento. Una de las más recientes se ha llevado a cabo en el pozo situado entre Paúles de Sarsa y Sarsa de Surta, cuya inversión asciende a 13.600 euros. Las obras han consistido en la instalación de ocho módulos fotovoltaicos con su estructura, un inversor solar y tres baterías como apoyo a los módulos. Este suministro da servicio a Sarsa de Surta, Paúles de Sarsa, El Coscollar, Arcusa, Castellazo y Urriales.

 La instalación complementa el suministro que presta el pozo de Castellazo, conectados en red para solventar las dificultades que puedan sucederse en alguno de los pozos. La red lleva en funcionamiento desde el año 2020 tras unas intervenciones que supusieron 45.000 euros de gasto. “Se trata de uno de los puntos más complicados de la gestión del agua en todo el municipio. Con estas obras esperamos una mejoría notable en la zona sur”, explica el alcalde Enrique Pueyo.

 También cabe destacar la construcción de un nuevo pozo en la captación de Siete Fuentes. Con una inversión de 27.000 euros, se ha realizado la excavación, la instalación de una bomba, la instalación eléctrica y la tubería de conexión. Desde este punto se presta suministro a Morillo de Tou, Coscojuela de Sobrarbe, Camporrotuno y parte de los barrios, como Partara, el mesón o la ribera de Guaso.

 “Son dos instalaciones muy significativas por el número de lugares que abarcan. El cambio climático y la sequía están haciendo mella en la red de abastecimiento. Por eso, se hacen necesarias actuaciones como las que acabamos de emprender”, apunta Pueyo, y añade que “vivir y apostar por el asentamiento de población en otros lugares fuera de Aínsa pasa inexcusablemente por garantizar el suministro de agua, así que nuestro compromiso es seguir trabajando en esta misma línea”.

 Hay que recordar que el pasado mes de abril el ayuntamiento tomó la difícil decisión de prohibir el llenado de piscinas privadas. Posteriormente las lluvias de mayo y junio paliaron en cierta medida la situación tan preocupante que vivía el municipio, bañado por los ríos Cinca y Ara que confluyen en Aínsa. No obstante, el municipio está registrando en los dos últimos meses temperaturas que superan casi a diario los 30 grados y apenas se han dejado sentir las necesarias precipitaciones. Es por esta razón por la que desde el consistorio ainsetano solicitan la colaboración de vecinos y visitantes en el uso responsable del agua.

 Las recientes inversiones realizadas se unen a otras que se han venido ejecutando en otros pueblos como Olsón y Arro. Vista la difícil situación, el ayuntamiento prepara nuevas inversiones en Javierre de Olsón, Olsón, Paúles de Sarsa y toda la zona de influencia incluyendo las poblaciones de Latorrecilla y Guaso, zonas muy sensibles por la falta de agua, y Santa María de Buil.

Última hora

spot_img
spot_img
spot_img